Decoration, Design trends, Furniture

Aparadores: ventajas, tipos y para qué usarlos

¿Qué es un aparador?

No todo el mundo entiende a qué nos referimos cuando decimos “aparador”, pero nosotros te lo vamos a explicar. Un aparador es un mueble / armario de media altura que suele colocarse en el salón o el comedor. Se trata de un mueble de almacenaje que se encarga del almacenaje de pequeños objetos normalmente relacionados con el servicio de mesa, pero hoy su uso va mucho más allá.

Aunque no lo vayas a utilizar para guardar los clásicos cubiertos, vasos y manteles, puede resultar imprescindible para tu salón, comedor, entradita e incluso el baño. Te vamos a contar por qué.

¿Por qué elegir un aparador moderno?

El aparador ha pasado de tener una función de almacenaje muy concreta a convertirse en uno de los muebles más útiles de cualquier hogar. Una de las razones más importantes es porque un aparador es capaz de cambiar el ambiente de una estancia. Te contamos otras ventajas.

Almacenamiento versátil

En primer lugar, tenemos la función clásica, que por cierto ahora se usa mucho más. Cualquier mueble que tenga un espacio de almacenamiento, por pequeño que sea, tiene un evidente potencial de utilidad.

Con un aparador moderno no tienes por qué limitarte a guardar los clásicos que todos conocemos, como los manteles y cubiertos. En sus armarios, baldas, baldas y cajoneras podrás tener de todo, ¿qué puedes guardar en un aparador?

  • Decoración como por ejemplo jarrones, fotografías y figuras.
  • Libros que quieras tener a mano.
  • Inciensos, velas, humidificadores, todo listo para iluminar tu salón.
  • Tazas de café, platos, botellas y vasos, para terminar bien cualquier cena y sin tener que ir al otro extremo de la casa.
  • La televisión, con la que disfrutar de cualquier película o serie. Ideal si no cabe un soporte de TV.
  • Pintura y arte, con la que demostrar su sensibilidad artística a los visitantes.
  • Plantas, flores, que aportarán mucho más color y vida a tu salón.
  • Otros utensilios, porque cada persona tiene unas necesidades específicas.

 El espacio es algo que todo el mundo tiene, pero ¿dónde guardamos tantos utensilios y objetos que sobran por casa? Los aparadores, ya sean aparadores clásicos o aparadores vintage son el mueble ideal para sacarle partido a rincones en los que probablemente, no te habías imaginado que podías colocar un punto de almacenamiento.

Sin embargo, lo cierto es que un aparador de diseño, de los modernos, puede tener distintas opciones de altura, así como una funcionalidad mucho más variada y amplia dentro de un mismo espacio. Por eso, puedes optar por un almacenaje más vertical, pensado para vasos o botellas, y uno más horizontal, pensado para libros, manteles o decoración.

Siempre a tu estilo

Otra de las grandes ventajas de tener un aparador original es que es una superficie perfecta para colocar todo tipo de decoraciones. La superficie superior del aparador siempre ha sido el lugar ideal, principalmente porque está justo a la altura de los ojos cuando alguien se sienta frente a él (lo que suele ser el caso en el comedor o la sala de estar).

En el caso de los aparadores que solemos ofrecer en Chelmhome, sabemos que el diseño del mueble en sí ya es atractivo, pero es que además colocar un cuadro, una fotografía, una lámpara o un jarrón le da mucha personalidad. De esta forma, cada uno puede resaltar su estilo al máximo, con tan solo unos pocos elementos.

Te podría interesar: 5 Tendencias que marcarán el 2022

Aparadores Anchos

Al ser muebles anchos y bajos, los aparadores son perfectos para hacer que una habitación pequeña parezca más grande. Piensa que en un salón debes sentirte bienvenido, y no te conviene llenar todos los huecos con muebles, que acabarían abrumándote.

Nosotros amamos los aparadores blancos, Un aparador blanco es uno de los pocos muebles de salón indispensables, precisamente porque aporta funcionalidades manteniéndose a una altura por debajo de tu cintura, lo que te permite ser más visible en la parte alta de tu salón o comedor, y ayuda a dejar respirar.

Usarlo como separador

El aparador es también un mueble que funciona muy bien como separador visual entre dos espacios.

Si tu comedor o salón es muy grande y quieres dividirlo o aislarlo de un apartado concreto, puedes hacerlo perfectamente. Un ejemplo es poner un aparador detrás de un sofá que está al otro lado de la habitación. Esto puede ayudarte a separar un área con una mesa de comedor de la sala de estar donde ves la televisión.

Lo mejor de todo es que consigue estas separaciones sin dejar de aportar todas las ventajas ya comentadas, como el almacenaje o la sensación de amplitud.

Duran muchos años

Cuando apuestas por un aparador de fabricación nacional como los que tenemos en Chelmhome, estás optando por un tipo de producto hecho con ilusión y cariño. Aunque no fuéramos sus fabricantes, este es un tipo de mueble que ya dura muchos años, ya que sus cajones y armarios suelen tener un diseño más robusto y se usan con menos frecuencia que, por ejemplo, los muebles de cocina.

A continuación, verás qué tipos de opciones puedes encontrar si quieres disfrutar de todas las ventajas de un aparador moderno y actual.

Tipos de aparadores

¿Qué tipos de aparadores existen? Pues, a ver, esa es una pregunta muy repetida, para resolverla te daremos ejemplos de algunos de los que podrás encontrar en nuestro catálogo.

Texturas

Ya sabemos bastante sobre los aparadores habituales. Los tenemos muy vistos en todos los hogares, y por eso es divertido apostar por nuevos diseños, más originales, con texturas y relieves diferentes, adiós a la decoración tradicional, en Chelmhome te ofrecemos un nuevo punto de vista, ese toque que le hace falta.

Patas

Disponemos de aparadores modernos con o sin patas. Las patas pueden ser útiles si no te importa reducir el espacio de almacenamiento y deseas que tu aparador se vea más liviano. Ten en cuenta que cualquier aparador con patas subirá unos centímetros de altura, lo que lo hará más elegante, incluso si ocupa más espacio en total.

Además de ligereza y personalización, al estar elevado sobre patas, se trata de un tipo de mueble bajo por el que el robot aspirador puede pasar sin ningún problema.

Back to list